El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
  REPORTAJES | NOTICIAS | DIRECTORIO DE EMPRESAS | CITAS | HUMOR | INSCRIBETE EN ELPORTALDESERVICIOS | CONTACTA  
 
BUSCADOR DE EMPRESAS
BUSCAR
LA CITA DEL DIA

La reconciliación es más bella que la victoria.

Violeya Chamorro
HUMOR
Paco León
Nacido en el barrio sevillano de Parque Alcosa en 1974, es principalmente conocido por la serie de t... más
REPORTAJES
foto
foto
ESCAPANDO DE LA REALIDAD
por Jennifer Moreno Cruz, estudiante de Tercero de Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona

No vivas para bailar, baila para vivir es la frase que Lorena Moreno lee cada día cuando se despierta. Es una joven de 20 años, estudiante de química y que tres días a la semana los dedica a practicar lo que más le gusta, el baile. Con el paso de los años, la danza en España ha ido perdiendo prestigio, la mala gestión por parte del Gobierno y la infravaloración del público han provocado que esta disciplina vaya en declive. Pero el factor que más está afectando a los jóvenes que deciden dedicarse a esta disciplina es el contexto político, económico y cultural que se está viviendo en el estado español. 



Muchos jóvenes deciden abandonar lo que más les apasiona para especializarse en otro ámbito y así conseguir, en un futuro, una estabilidad económica que esa disciplina, actualmente, no les puede ofrecer. Este es el caso de Lorena Moreno, una joven que hace dos años tomó la decisión de decantarse por ir a la Universidad y estudiar química y dejar el baile como hobby. “Siempre he querido dedicarme al baile, pero tras la lesión y ver que es un mundo muy difícil he preferido decantarme por la química”, nos explica la joven. Y es que, el mundo de la danza está lleno de competitividad y egoísmo que para triunfar es necesario una mano que acompañe al bailarín en los malos y buenos momentos. Si a todo esto le sumamos el contexto actual, los obstáculos se multiplican, “ahora es mucho más complicado” confiesa Laura, y esto es debido sobre todo a la situación económica en la que le ha tocado vivir, “A día de hoy el baile no me va a dar de comer”. 



Laura empezó a bailar desde pequeña “según mis padres estaba todas las horas bailando, hasta bailaba la canción del telediario, pero decidieron apuntarme cuando el profesor de música los llamó para decirles que era buena”, desde entonces la joven no ha dejado de practicar ésta disciplina. Por desgracia, en España la cultura está poco valorada y los jóvenes que decidan dedicarse únicamente a alguna disciplina artística se encontraran con muchos obstáculos. El arte carece de importancia, desde la puntura hasta las artes escénicas. Por ejemplo, en los países del norte de Europa cuidan mucho más de la cultura y la aprovechan, fomentando a los jóvenes con talento para que se desarrollen con más facilidad. Pero no sólo la situación de crisis es lo que perjudica que muchos jóvenes se dediquen al baile, el machismo sigue muy presente, todavía hay niños que sufren acoso por parte de sus compañeros por el sólo hecho de bailar, aunque no todos los ámbitos del baile están igual valorados. No se ve con los mismos ojos, el streetdance que el ballet, cuando en realidad, cada tipo de baile tiene su esfuerzo y constancia.

Cuando un bailarín está en pleno auge de la coreografía llega a sentir mil y unas emociones: “sientes que fluyes en los lentos y que te vas a comer el mundo en los rápidos, nos confiesa la joven bailarina. Es una herramienta para “desconectar de la rutina, de desahogarme y olvidar mis problemas”, “me aporta bienestar, relajación y a la vez me activa, me hace sentir viva”. 



La danza ha sido muy importante en la vida de las personas, el ser humano cuando está feliz baila, cuando sale a divertirse baila, en bodas, bautizos…siempre está bailando, es una manera de comunicarse con las personas que le rodean. ¿Qué sería un mundo sin baile? “Sería un mundo bastante triste, no sólo para aquellas personas que sienten el baile como una pasión, sino también para los aficionados, porque aunque no seas bueno bailando, la danza te distrae y te hace sentir bien”, opina Laura. Por eso, la indignación de muchos artistitas al ver la infravaloración que se tiene de ésta disciplina, el Estado con los recortes está perjudicando directamente a la cultura. 



La carencia de las compañías profesionales también provoca que la danza no tenga un buen nivel. Sobre todo en el ballet, que es o debería ser la base para todo bailarín. La técnica clásica, es la metodología más completa para el trabajo físico, se trabaja con toda la musculatura del cuerpo. Un buen bailarín debe coordinar su cuerpo, la potencia corporal y el alargamiento del músculo, ya que el instrumento de trabajo es su propio cuerpo. 



Estas carencias está provocando el éxodo de profesionales del ballet y jóvenes que quieren tener un futuro a otras regiones de Europa, en las que sí que valoran ésta disciplina. La gran mayoría de profesionales, que se trabajan en las artes escénicas son conscientes de las pocas salidas que ofrece la danza en España –coreógrafos o profesores-. Por ese motivo, muchos se desaniman y deciden abandonar el país en busca de un futuro, “supongo que seguiré bailando como hobby o a lo mejor lo tengo que dejar, es algo que iré descubriendo según los acontecimientos”, confiesa la joven.

Para mejorar las condiciones del baile y regular su docencia, el Instituto Universitario de Danza “Alicia Alonso” ha creado grados conforme el Plan Bolonia. Además de crear masters en Cine, Televisión y Medios Interactivos o Creación y Liderazgo de Proyectos Culturales, para ampliar el abanico de salidas profesionales de los bailarines. 



Los profesionales advierten que la danza duele y que no es fácil, muchos sufren lesiones importantes que les hace sufrir en el momento de bailar, “las lesiones me han afectado bastante, lo peor que se puede sentir es la impotencia de poder hacer algo cuando hace tan sólo unos días lo hacías con la más naturalidad posible, debes de concienciarte mucho y aprender cuál es tu límite i sobre todo a vivir con ello, ya que si no, pude llegar a destruirte”, nos explica la joven.

En este mundo de esfuerzo, constancia y amor por el trabajo todo es posible, aunque la situación de las artes escénicas en España no esté pasando por su mejor momento, muchos jóvenes se niegan a abandonar ésta disciplina y luchan para tener un futuro digno en su país y no tener que escapar a otras regiones de Europa. Aunque otros no tengan otra salida que practicarlo como hobby, la ilusión, las ganas y el esfuerzo no será menor. Sólo esperan que las clases de baile sigan llegando pequeños principiantes con las mismas ganas. Como dice Saida, bellydancer “Cada vez que salgas a bailar, hazlo como si fuera la última vez”.

galería de fotos
foto
foto
foto
foto
COMPARTIR Agregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usAgregar a DiggIt!Agregar a Yahoo!Agregar a GoogleAgregar a MeneameAgregar a FurlAgregar a RedditAgregar a MagnoliaAgregar a BlinklistAgregar a BlogmarksAgregar a Facebook
 
 
www.avantemedia.com
www.andaluweb.es
© 2010 elportaldeservicios.com
Todos los derechos reservados | Aviso Legal y Política de Privacidad